La Influencia del jazz en la guitarra peruana de Carlos Hayre por Pepe Valdez

Publicado: 26 marzo, 2015

Sección: Artículos y Estudios, visor

Vistas: 8051

Hoy en día es común que artistas de todo el mundo mezclen los ritmos de su tierra con ritmos más “globales” como la música clásica, el rock o el jazz y el Perú no es la excepción. En los últimos años hemos visto en Lima (gracias al surgimiento de las nuevas Escuelas de Música) una ola de jóvenes estudiantes interesados en aprender jazz así como músicos de generaciones anteriores que fusionan el jazz con distintos géneros peruanos.

Dentro de las posibles fusiones entre música peruana y el jazz como concepto musical destaca la fusión entre el jazz y la música afro-costeña peruana, comúnmente llamado jazz afroperuano. Tanto el jazz como la música criolla o afroperuana tienen como antepasado común a África, algo que hace que ambos sean un poco más compatibles a la hora de fusionarse. Hoy en día hay varios exponentes del género como Richie Zellon, José Luis Madueño, Mestizo, César Peredo y los de Adentro, Andrés Prado, Gabriel Alegría, Yuri Juárez, Manante, Jorge Roeder, Juan Pastor, Phisqa,etc. Además, estamos viviendo un renacimiento de la música criolla y afroperuana tradicional y podemos encontrar influencias del jazz (principalmente armónica) en exponentes de estos géneros.

Actualmente hay un debate sobre si esta mezcla debería de llamarse jazz afroperuano, si es que es algo que ha surgido naturalmente o si es un híbrido sintético creado de una manera oportunista. Cabe resaltar que varios de los artistas mencionados vienen trabajando hace muchísimo tiempo estos conceptos y que esta concepción musical ha crecido mucho en los últimos años y ha sido adoptada por muchos músicos jóvenes. Hoy en día es común dentro del repertorio de los estudiantes de música tocar standards de jazz en ritmos afroperuanos y desde hace poco Gabriel Alegría ha estado liderando una jam session afroperuana donde se tocan temas del repertorio standard de jazz en ritmos afroperuanos o costeños.

Una de las principales críticas hacia el jazz afroperuano es que muchos de sus exponentes no dominan al 100% ambos lenguajes (jazz y criollo) y que al no tener estas bases establecidas la fusión entre ambas puede no ser algo tan sólido. Otra crítica es, como hemos mencionado antes, que la fusión entre ambos géneros no se ha dado de una manera tan natural como por ejemplo la mezcla entre el jazz y la música cubana. La mayoría de los artistas de jazz afroperuano no son afro descendientes y no han aprendido música criolla como una base sino generalmente son músicos de jazz que al ver potencial en los ritmos peruanos los estudian y vuelven parte de su lenguaje.

El objetivo de este artículo es encontrar influencias del jazz en música peruana en situaciones más antiguas y no tan evidentes. La mayoría de los artistas mencionados hacen música instrumental, improvisan y utilizan las formas y concepciones del jazz a la hora de componer por lo cual es una influencia evidente. Estos artistas se identifican como músicos de jazz afroperuano o como mínimo como músicos de jazz.

Para probar la influencia del jazz en épocas más tempranas analizaré la guitarra de Carlos Hayre acompañando a Alicia Maguiña en su interpretación de “Por Eso”, una composición de Raúl Edery Pinto y Lorenzo Sotomayor que encontramos en el álbum “Alicia y Carlos”. Compararemos ésta versión con una un poco más “conservadora”, de Pochita Cruz.

Carlos Hayre fue un pionero en introducir diferentes elementos del jazz en la música criolla. Fue el que introdujo el cajón en el valse criollo y un gran guitarrista, contrabajista, compositor y arreglista. Cabe resaltar que Hayre conocía muy bien el lenguaje criollo y que el fue un músico que introdujo elementos del jazz dentro de la tradición criolla en lugar de buscar una fusión entre ambos géneros.

Para entender mejor la influencia del jazz en la guitarra de Hayre nos adentraremos en diferentes capas de esta grabación. En cuanto a instrumentación, el tema difiere un poco del típico formato criollo ya que además de la voz de Alicia y la guitarra de Carlos una batería reemplaza al cajón peruano, algo que le da un matiz diferente y más cercano al jazz. La voz de Alicia es muy reconocible y algo distante de la típica voz criolla, donde los interpretes suelen ser hombres cantando en registros muy agudos. La voz de Alicia es más lírica que criolla, lo que brinda un timbre especial a la grabación. La guitarra de Hayre tiene un sonido un poco menos áspero y seco que el sonido de la guitarra criolla tradicional (popularizada por Oscar Avilés) aunque hay varios elementos criollos dentro de la manera de tocar como bordoneos, remates y glissandos.

A continuación, el material de guía para el comentario y vínculos a youtube con las canciones.

Analisis Armónico de ambas versiones:

Por-Eso-Analisis-Armónico-Partitura-completa-01 Por-Eso-Pochita-Partitura-completa-01

Transcripción de la Guitarra de Carlos Hayre:

 Por-Eso-Hayre-Partitura-completa guitarra-01Por-Eso-Hayre-Partitura-completa guitarra-02-01

Se recomienda descargar o abrir el material en otra pestaña de tu explorador para fácil comparación. Todo el material es libre de ser compartido respetando los derechos de autor. © Pepe Valdez

Análisis:

La forma del tema es muy propia del género canción, no presenta una influencia notoria del jazz y está más ligada a la composición típica del cancionero criollo que a un standard de jazz. El tema comienza con una introducción instrumental de 16 compases (con un compás extra en el cual Hayre anticipa la entrada) la cual se repite una vez más casi de la misma manera en el medio del tema. La letra va de la mano de un verso A de 8 compases alternado con un verso B de también 8 compases (el segundo B es un poco diferente al primer B, los A son casi idénticos). El pre coro dura 8 compases el cual da paso a un coro de 8 compases el cual se repite. Luego de la repetición de la introducción se regresa a los 8 compases del pre coro y se repite el coro dos veces para terminar la canción. La forma de la canción es la siguiente:

Introducción (16)
Verso A (8)
Verso B(8)
Verso A (8)
Verso B´(8)
Pre coro (8)
Coro (16)
Introducción (16)
Pre coro (8)
Coro (16)

Armónicamente el tema muestra muchísima influencia del jazz. Cabe resaltar que hasta el día de hoy he podido encontrar sólo una versión distinta de éste tema que tiene como intérprete a Pochita Cruz cantando en Mediodía Criollo (que en su primera versión estuvo al aire entre 1997 y 2006). Esta versión es más reciente que la de Hayre, por ende es posible deducir que esta versión fue influenciada por la de Carlos y Alicia y no es difícil tener un referente de la armonía original en su estado natural. Igualmente, el tema, a pesar de ser mas reciente, es un poco más conservador con la armonía, con varias secciones repetidas de la misma forma, algo que apunta a pensar que es más pegado al original.

En la música criolla es típico escuchar acordes con séptima y tensiones exclusivamente en acordes dominantes. La manera en que los criollos crean sonidos más interesantes en acordes que no cumplen una función dominante es utilizando diferentes inversiones de los mismos. En esta grabación Hayre casi nunca utiliza triadas y casi siempre utiliza acordes de séptima tanto en acordes mayores como menores y dominantes. Casi todos los acordes menores son tratados como menores con séptima y algunas veces incluye la onceava. Algunos acordes mayores son tratados como triadas y en algunos otros opta por incluir la séptima y alguna tensión como la oncena aumentada. Los acordes dominantes son donde encontramos mayor riqueza armónica. En la mayoría incluye algún tipo de tensión como la onceava aumentada, la novena aumentada y la novena natural.

Además de tocar acordes con mayor color que la mayoría de los músicos criollos, en esta grabación Hayre opta por re-armonizar y tomar distintos caminos armónicos. Como dije antes, al tener solo una grabación distinta para comparar me es difícil decir qué es de Hayre y qué es de los autores originales pero hay varios acordes cuya función sugiere que Hayre los colocó como re-armonización de acordes más comunes. Ambos temas comparten algunos acordes similares y en otros lugares Hayre re-armoniza de maneras muy interesantes. Este guitarrista utiliza mucho el sustituto tritonal para resolver en ciertos acordes, además de emplear acordes disminuidos como acordes de paso hacia distintos puntos de resolución. Otro recurso que utiliza Hayre (particularmente en el compás 54) es mover el mismo acorde cromáticamente hacia un punto de resolución.
(Ver el adjunto Por Eso (Análisis Armónico) para esta sección y consultar la transcripción para ver el movimiento de voces. Se hablará como si el primer compás del A fuese el inicio de la armonía por razones prácticas.)

La armonía del tema es muy rica y Hayre va a lugares muy interesantes como el cuarto grado menor con oncena en el sexto compás del A. El segundo acorde de la primera exposición de la letra B, bIImaj7#11 funciona como un acorde de paso entre el segundo y primer grado. El segundo acorde de la re-exposición de la letra B es un acorde disminuido que resuelve por medio tono abajo hacia Do, que es la quinta del primer grado (Hayre toca el primer grado con bajo en el quinto a seguir, por ende el acorde disminuido tiene sentido). El pre coro comienza con el V7/vi pero en lugar de resolver al vi como es de esperarse se mantiene en el quinto grado solo que esta vez es un acorde menor con sexta. Cuando por fin resuelve en el vi en el 5to compás del pre coro Hayre realiza un movimiento cromático de un acorde menor con oncena y desciende hacia el subV7/V7 para luego ir al V7/V y finalmente hacer un ii-V7 hacia el IV grado, que es el primer acorde del coro. Otro acorde que cabe resaltar es el último acorde de la primera exposición del coro el cual es un IVminmaj7, acorde muy rico y que no suele emplearse en ese lugar de la tonalidad.

Si comparamos lo que Hayre toca con la versión de Pochita Cruz veremos que hay similitudes en varias partes y que en varias otras Hayre toma caminos armónicos más interesantes (aunque algunas secciones de la versión de Pochita Cruz tienen son también de interés). Ambos temas comienzan en el tercer grado menor y descienden cromáticamente a un acorde disminuido. En la versión de Hayre el movimiento descendiente continúa hasta llegar al I, mientras que en la de Pochita Cruz el acorde disminuido resuelve nuevamente en el tercer grado (tanto el primer como tercer grado cumplen función tónica, por lo que parece que la versión de Pochita Cruz es más fiel a la original y Hayre realiza una re-armonización reemplazando el primer grado por el tercero). La versión de Pochita hace un simple II-V hacia el cuarto grado en los siguientes cuatro compases mientras que la de Hayre va por un camino más oscuro; comienza con un tercer grado menor con quinta bemol para luego ir al cuarto grado menor y de ahí hacer un II – V hacia el segundo grado, el cual lo resuelve en el primer compás de la B.

La sección B es muy interesante. Ambas versiones resuelven en el primer grado en el tercer compás de dicha sección, pero llegan a este punto de resolución de maneras distintas. La versión de Pochita utiliza una especia de II-V en donde el V es en realidad el bVII de la tonalidad y resuelve por un tono de abajo hacia el acorde objetivo (este tipo de II-V es llamado backdoor ii-V porque resuelve en la tónica por detrás). La versión de Hayre llega a la tónica a través de un movimiento cromático de voces; comienza con un segundo grado menor con quinta bemol, mueve algunas voces y mantiene otras para llegar a un bIImaj7#11 y finalmente resuelve en el primer grado. En la segunda mitad de la B la versión de Pochita se mueve a través de dominantes comenzando en el V7/II para llegar finalmente a resolver en el nuevo A. En la versión de Hayre me fue difícil transcribir la armonía de esta parte por los golpes en conjunto con la batería. La versión de Pochita repite el A y B de manera igual, mientras que Hayre utiliza caminos un poco distintos pero de alguna manera con la misma intención que la primera vez. El pre coro es quizás la parte en la que las dos versiones más difieren. En la versión de Pochita el pre coro comienza con un II-V, el cual desencadena una secuencia de dominantes secundarios que resuelven en el IV grado al comienzo del coro. La versión de Hayre resuelve igual que la versión de Pochita pero comienza tocando un V7/VI, el cual no resuelve donde esperamos. Luego se produce un movimiento muy cromático que desciende hasta llegar al SubV7, luego al V7 y finalmente un ii-V7 hacia el IV, que es el primer acorde del coro. El coro es probablemente la parte mas similar de ambas versiones (Si bien algunos acordes difieren un poco, en esencia es casi igual). Ambos comienzan con el IV grado, la versión de Pochita va a un #IVdim7 y la de Hayre a un iv. Ambos acordes tienen una función similar que es romper el sonido subdominante y abrir paso hacia la siguiente parte de la progresión. En la versión de Pochita la armonía resuelve en el primer grado y luego va a un V7/ii. Hayre va al cuarto grado y en lugar de ir a un primer grado va a un dos asociado del V7/ii. En ambas versiones a partir de aquel V7/ii resuelven en el V7/V, pasan por un SubV7/V y finalmente resuelven en tónica (Ambas difieren un poco en cómo regresan al IV, pero la idea es la misma).

Linealmente, la guitarra de Hayre realiza muchos floreos a lo largo del acompañamiento. El punteo inicial es simple y diferente al típico punteo criollo donde se enfatizan notas armonizadas, cromatismos y trinos tocados de una manera fuerte para hacer sonar a la guitarra y es más cercano a una híbrido entre un chord-melody y una introducción criolla más conservadora. El glissando descendiente nos remite un poco más a la estética de la guitarra criolla al igual que el cromatismo en el compás 7 y la especie de bordón que toca al terminar la introducción para abrir paso al tema.

Durante los primeros 4 compases Hayre acompaña arpegiando, algo que no es muy común en la guitarra criolla, donde por lo general tendríamos la presencia del “tundete” o de bordoneos. En los siguientes cuatro compases toca acordes completos y se acompaña con algunas líneas y movimientos de bajo que llevan hacia los siguientes acordes. En el compás 28 tenemos una melodía armonizada que remite un poco más a la guitarra criolla, lo cual nos lleva hacia unos golpes en conjunto con la batería. El tema continua arpegiado durante los primeros cuatro compases la re-exposición de la A y con un poco más de variedad en los siguientes cuatro. La re-exposición de la B es una de las partes más interesantes del tema, ya que tenemos una especie de bordoneos que sugieren la armonía y nos remiten bastante a la estética criolla. Hay unos golpes antes de ir al pre coro donde encontramos acordes arpegiados y nuevamente una combinación entre acordes y líneas melódicas, la cual se va desarrollando y volviendo más densa antes de llegar al coro (los 4 segundos compases del pre coro son probablemente la parte con mayor riqueza armónica del tema). Finalmente el coro es repetido dos veces casi de la misma manera. Hayre combina arpegios, acordes y líneas llegando al clímax de la canción. Los compases 5 y 6 del coro son muy interesantes porque desciende cromáticamente hacia la tónica repitiendo la misma idea sobre un dominante. Los últimos compases del coro difieren un poco ya que en la primera exposición se resuelve por un pequeño instante y luego se crea una nueva cadencia para ir al comienzo del siguiente coro, mientras que en la segunda exposición Hayre cierra el coro con un remate típico de la música criolla, dejando en claro el final y dando paso a la repetición de la introducción.

Como podemos ver, Carlos Hayre fue un músico con un nivel altísimo para su época y conocía bastante bien la tradición criolla así como la armonía del jazz. En esta interpretación podemos ver como su estilo era quizás algo así como un neo criollismo donde la estética criolla es nutrida de las armonías del jazz y el producto final es una guitarra con toda la tradición criolla y con futurismo armónico. Creo que Hayre es un ejemplo perfecto de lo que necesitamos hacer como músicos para desarrollar nuestro lenguaje; conocer muy bien la tradición de la música peruana y poco a poco implementar elementos de otras músicas (si es que se busca hacer una fusión). En la guitarra de Hayre la principal influencia del jazz está en lo armónico pero bien podría haber estado en otras áreas.

Pepe Valdez es un guitarrista y compositor peruano con un profundo interés en la música del Perú. Actualmente vive en Denton, Texas donde divide su tiempo entre sus estudios en la Universidad del Norte de Texas (UNT) y su trabajo como músico en distintos proyectos.
Contacto:
joserodrigovm@gmail.com
Pepe Valdez Facebook Fanpage

4 Responses to La Influencia del jazz en la guitarra peruana de Carlos Hayre por Pepe Valdez

  1. Pancho Vallejos Paulett dice:

    Hola Amigo, muy buen el texto que has publicado. Carlos Hayre fue mi amigo y maestro desde 1987 en la Escalerita, en Jesús Maria, sobre lo que has escrito de la influencia del jazz en la guitarra peruana de Carlos Hayre no es así. Hayre es muy creativos y siempre estaba haciendo temas contemporáneo que nadie aún lo había hecho. Tiene creaciones con armonías desde 1948 con apenas 18 años de edad en Lima antes que apareciera el Bossa Nova en Brasil. En esa época, Lima no se escuchaba jazz. Su creación de Hayre están ciertamente publicada casi todo y no le gustaba copiar menos repetir propuestas musicales de otras corrientes o músicos. Seria interesante que revisaras toda su discográfica. El es un músico autodidacta y creador de acordes y armonías.

  2. Pancho Vallejos Paulett dice:

    Pancho Vallejos Paulett Hola Amigo, muy bueno el texto que has publicado. Carlos Hayre fue mi amigo y maestro desde 1987 en la Escalerita, en Jesús Maria, sobre lo que has escrito de la influencia del jazz en la guitarra peruana de Carlos Hayre no es así. Hayre venia descubriendo, creando armonías, tenia buen gusto y siempre estaba haciendo temas contemporáneo desde muy joven. El siempre decia que no era guitarrista sino músico. Tiene creaciones con armonías progresivas desde 1948 con apenas 18 años de edad en Lima antes que apareciera el Bossa Nova en Brasil. En esa época, ¿Lima no se escuchaba jazz? Su creación de Hayre aún no esta toda publicada y a Hayre no le gustaba copiar menos repetir propuestas musicales de otras corrientes o músicos. Siempre decía vamos a ver como sale, y así salia tus arreglos o temas. Debería de revisar toda su discográfica y la colección de partituras que guarda su hija Rosa en Apolo. Hayre es un músico creador.

  3. Marino dice:

    Excelente crítica y análisis musical, que hace mucha falta en el país, casi siempre inclinado a la diatriba o la adjetivación carente de sustento. Es notable que este disco, que debe tener 40 años de publicado, siga siendo fuente de inspiración y deleite por su vanguardismo musical. Saludos.

  4. Oswaldo Benites Amaya dice:

    Felicitaciones,!!por la página, El punto es que los que están haciendo jazz, fuerzan el concepto de jazz-afro, ya que hacen standar, con ritmos peruanos. Los elementos constitutivos de la música son melodía, armonía y ritmo, y creo que hay que trabajar con estos y desarrollar estos con otros conceptos, los que hacen jazz secuestran el ritmo peruano para enriquecer un standar eso esta pasando!! opino que para ser un desarrollo evolutivo de nuestra música peruana, es usar el concepto del jazz con la melodía peruanas, desarrollándolo armónicamente, en el mismo ritmo peruano, si se desean fusionando un poco sin desfigurar su esencia, e improvisando sobre la armonía del mismo tema, Hayre es el precursor de esto, por las formas creativas y las sugerencias musicales de avanzada, Alegria ha tenido éxito en estados unidos por su creatividad sintética, pero no opino sea jazz Afro peruano, seria JAZZ Latino, o Latín jazz solamente, el efecto resultante de un intento de cambiar formas, seria en que tenga éxito en nuestra propia Patria, y creo estamos cerca de conseguir esto, a estudiar mas y a investigar!! meterse a estudiar la música tradicional primero analizarla!! es mi sugerencia personal . PD. ( Un amigo visitante testigo de mi comentario, me dice ¿tu crees que los que tocan jazz en el Perú se van a meter a estudiar música criolla o los de música criolla jazz? jajaja Bueno de eso se trata le conteste!!! si no!!no hay nada!!!! a quemarse las neuronas!! no hay otra!!! GRACIAS!!!